Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Aire de grandeza [Entrenamiento de Jutsu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aire de grandeza [Entrenamiento de Jutsu]

Mensaje por Klarrann el Vie Abr 29, 2016 1:20 pm

Hoy hacia un buen día, estaba despejado y solo un poco caluroso, con un poco de viento.  El día de hoy comenzaría a entrenar una técnica de la que había oído hablar, la cual supuestamente serbia para aumentar las cualidades físicas por un corto periodo de tiempo, empleando únicamente una forma de respiración un tanto especial o algo así.  Lo primero que haría sería buscar un buen lugar para practicar mi respiración, comencé a buscar un lugar un tanto elevado, aunque  eso no influirá en nada, solo era cuestión de una preferencia.  Encontré una columna de roca de aproximadamente diez metros de alto y comencé a escalarla, cuando llegue a la cima tome una pose de meditación sentándome con las piernas cruzadas y las manos juntas al frente de mi abdomen.  Comencé con un simple ejercicio: cerré los ojos, comencé a inhalar y exhalar lentamente, cuando inhalaba y sentía que no podía mas, trataba de tomar un poco mas de aire, cuando exhalaba lo hacía hasta que mis pulmones quedaban vacios y sentía asfixia. Continúe así por un tiempo algo prolongado, sin tomar descanso, ya que básicamente el ejercicio era de relajación, bueno al menos para mí lo era, cuando comenzó a oscurecer regrese a la aldea.  Continuaría con ese simple ejercicio en el mismo lugar por un par de días más para mejorar mi forma de respirar.

Cuando sentí que ya tenía una buena técnica de respiración comencé con algo solo un poco más difícil, ahora al inhalar mantendría el aire en mi interior por tanto tiempo como pudiera, y al exhalar aguantaría lo que pudiera sin inhalar. Seguía sonando como algo sencillo, cualquiera que me viera pensaría que simplemente estaba ahí perdiendo el tiempo.  Tal vez la naturaleza decidió darme una pequeña ayuda: el viento comenzaba a soplar mas y mas fuerte en mi dirección, dándome en el rostro, normalmente no representaría problema alguno, pero una vez alcanzada cierta velocidad y dando de frente dificulta, y bastante el respirar, además de ser algo molesto, por esta ocasión sería algo moderadamente beneficioso.  Nuevamente estuve realizando esto por un par de días, en algunos volví a recibir algo de "ayuda".

Ahora comenzaría a moverme, simplemente trotaría por el desierto, saber respirar correctamente era importante pero si no me movía me sería imposible mejorar mi capacidad pulmonar.  Comencé a trotar por el desierto y poco a poco comenzaba a subir mi velocidad sin disminuirla.  Si el viento soplaba yo iba en su contra, utilizando lo practicado en los días anteriores ya no sentía tanta asfixia al hacerlo, inhalar por la nariz y exhalar por la boca, haciendo cada uno lo más despacio que podía, cuando llegaba a mi limite y realmente no podía mas disminuía lentamente, y tomaba nuevamente la posición de meditación para regular y estabilizar mi respiración, permaneciendo en esa posición asta estar totalmente calmado, para luego retomar la actividad física haciendo otra vez lo mismo, hasta que caía la noche, momento en el cual volvía a casa.  Durante uno de los días en mi andar por el desierto me tope con un pequeño oasis, decidí acercarme a él a descansar un poco refrescándome en su pequeño estanque, al sumergirme note que ese estanque era más profundo de lo que parecía.  Eso me dio una idea bastante simple pero me seria de bastante utilidad, me sumergiría y soportaría bajo el agua el mayor tiempo posible, el problema era que yo flotaba así que para contrarrestarlo tenía que buscar peso que me ayudara a mantenerme en el fondo.  Siguiendo la rutina que había empezado varios días atrás volví al oasis con unas cuerdas, ate unos extremos a mi cintura y piernas,  y los otros a unas grandes rocas que arroje al fondo, estas se hundieron rápidamente arrastrándome al fondo con ellas.  Lo que al inicio me pareció una buena idea, en un instante paso a ser una mala idea, gracias a una mala ejecución, era muy diferente hacerlo en tierra a hacerlo bajo el agua gracias a la presión adicional que esta ejercía sobre mí y a la que intentaba subir por mi nariz, me desate rápidamente las cuerdas y me dirigí a la superficie dando una gran bocanada de aire al llegar.  Sabía que había muchas y mejores formas de hacer lo que intentaba, pero ya que había comenzado con esa decidí que continuaría con ella, tome aire y volví al fondo, me coloque las cuerdas otra vez, y permanecí ahí por uno o dos minutos antes de retornar a la superficie, al menos eso era lo que me daba a entender  mis sentidos respecto al tiempo.  Tenía que mantener la calma y no alterarme ya que si se me terminaba el aire tendría que esperar para respirar otra vez, gracias a la distancia hasta la superficie, la cual no era poca.  Nuevamente permanecí con esa rutina por varios días, para cambiarla por otra similar.

Ya podía permanecer por lo menos varios minutos debajo del agua, una cantidad de tiempo mejor que la media entre el resto de personas, que normalmente era de solo algunos segundos, mis progresos eran pequeños pero eran constantes, decidí dar el siguiente paso, me deshice de las cuerdas y le dije adiós a las rocas, ahora nadaría bajo el agua, por el tamaño del estanque no tenía mucho espacio para maniobrar, así que lo haría en círculos.  Comencé a nadar, nuevamente algo sencillo a simple vista, pero mas difícil de lo que parecía.  Antes cuando estaba quieto y en calma podía durar más, por el hecho de que hacía casi nulo esfuerzo, pero al moverme los músculos de mi cuerpo requerían oxigeno para poder funcionar, así que duraba menos que antes, pero aun era un tiempo bastante respetable.  Nadaba en círculos iniciando bastante cerca de la superficie y trataba de llegar al fondo, para luego ascender y salir, haciéndolo un poco más lento cada vez que lo hacía.


Finalmente días después de todo lo que había hecho, de varias semanas de preparación, me sentía listo para comenzar con el entrenamiento real, y sentí de que debía de terminar esto justo donde lo comencé, así que volví a aquella columna de roca donde comencé.  Tome una posición de combate, flexionando un poco mis piernas, abriéndolas, colocando la derecha por delante, y haciendo lo mismo con los brazos, comencé a inhalar y exhalar, fuerte y profundo, incrementando la fuerza y velocidad con la que lo hacía, combinándolo con practicas taijutsu, y comencé a sentirme distinto al pasar de los días; lo primero que llegue a sentir fue una circulación sanguínea más activa y como mi piel se tornaba rojiza, lo próximo fue que mis músculos se compactaron y se notaban mas, lo siguiente fue que comencé a ver una especie de aura de un color amarillento a mi alrededor, y por ultimo sentí un incremento en mi fuerza.  Ya podía realizar el jutsu que practique por tanto tiempo, pero debía continuar por unos días más, pues quería asegurarme de dominarlo antes de utilizarlo en una situación real.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.