Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Oficina del Mizukage//Uchiha Saga//

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oficina del Mizukage//Uchiha Saga//

Mensaje por Saga el Dom Mayo 01, 2016 9:17 am

**Estructuras de cientos de formas daban vida a una aldea, estás construcciones se orientaban cada cual a lo que su ubicación topográfica requería,siguiendo líneas de origen y finalización unas con otras.. Así era la vida en una convivencia de espacio compartido en una aldea, cada casa o bien cada edificio, sea civil o con alguna carga histórica o de valor era similar a lo demás.
Enmarcaba un paisaje sin sobresaltos, sin cambios reales ni sorpresas a lo que estaba sucediendo, a lo que se estaba creando en los alrededores, todo estaba pautado, todo seguía rumbos antes inscriptos. Para así mismo, no cambiar el rumbo de infraestructura que lo rodeaba.

Pocas construcciones tomaban una distinción especial, pocas salían de ese molde el cual se debía respetar, estas que salían de esa forma peculiar eran las que representaban algún lugar específico e importante; Museos, edificios históricos, academias, tiendas y por supuesto, la torre del Mizukage, la cual estaba situada en el centro de la aldea, teniendo una altura muy superior a las casas que componían el territorio de la niebla, esto era porque el Mizukage desde allí tenía una vista general de lo que podía llegar a suceder en la aldea, en casos de atentados contra esta o demás, aunque actualmente, todo estaba realmente tranquilo.

Siguiendo el camino de esta torre, se la podía ver con una entrada siempre custodiada por un ANBU o en su defecto un jounnin de gran nivel, que solo dejaría pasar a alguien a ver al Mizukage si de verdad tiene cita o este está disponible, en la planta baja, una vez dentro, está la oficina de la secretaria la cual se encarga de atender todas las reuniones y programar la agenda del Mizukage.. El espacio es relativamente grande, tiene una zona de espera la cual es amplia y con bancos para que los que tengan que esperar puedan hacerlo tranquilamente sentados.
Siguiendo el camino, se encuentran a la derecha los baños, los cuales están señalados para shinobis y kunoichis, de izquierda a derecha respectivamente. Luego estaban las escalera, las cuales en unos cortos escalones te llevaban a la primer oficina, la cual era de uno de los shinobis a cargo de las academias y demás. Subiendo un poco más, estaba la oficina de quien se encargaba de colaborar administrando las finanzas de la aldea, quien llevaba quizás el conteo de los fondos y los gastos administrativos que se producían.
Luego, estaba la oficina del Kage, la cual no estaba en el último piso, si no uno más abajo, esta era enorme, tenía una sala de espera afuera con bancos para los que tenían cita con este, una puerta grande y de vez en cuando otro shinobi estaba ahí, pero eran muy pocos los casos, más que nada lo había cuando alguien iba a visitarlo y no se tenía la total confianza en este.

Abriendo la puerta, podía verse el enorme despacho, el cual, observándolo desde la puerta hacia delante contaba a la vista con un ventanal, justo detrás del Kage, alejado a unos 5 metros de donde normalmente estaba la silla de este, desde allí podía verse un tejado y más abajo la aldea, era una bonita visión y servía de relajación en momentos en los que se necesitaba despejar la mente.
Estaba obviamente el despacho, lleno de papeles y en una de las puntas un pequeño velador, el cual servía para alumbrar cuando la luz natural no alcanzaba o no existía, el sillón de respaldar alto del Kage, y dos sillones normales en frente, del lado opuesto del despacho.
A la derecha del despacho, se hallaba una gran biblioteca, la cual contenía todo tipos de libros propiedad la mayoría de Saga, siguiendo el camino había un fichero, y una pequeña mesa llena de papeles en blanco, tinta y cosas necesarias para el kage como sellos y misiones sin realizar, era una especie de cajón donde iban dejando las peticiones.

Estaba decorado de una buena manera, conservadora, pero a su vez acogedora. En el último piso estaba la terraza y allí, en una punta estaba la zona donde llegaban los mensajes por palomas mensajeras, aunque actualmente la tecnología había llegado al mundo shinobi, las técnicas clásicas aún estaban vigentes, lo bueno no pasa de moda dicen.
Sentado en su despacho estaba el Mizukage, el cual estaba completando unos papeles.. Se lo notaba serio como siempre, vestido de negro con su túnica, su cabello atado con una cola de caballo y algunos de sus cabellos cayendo sobre su rostro… Así pasaba sus ratos aquí dentro, tratando de adelantar lo mayor posible para luego poder escaparse a entrenar.



 Luego de unos momentos, notó un extraño mensaje.. Al parecer este lo había incomodado bastante... Se levantó velozmente y partió.. Dejándo dicho que iría hacia la aldea de la lluvia...**

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.