Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Buscando al lindo misino [Misión Rango D]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando al lindo misino [Misión Rango D]

Mensaje por Vash el Lun Mayo 16, 2016 10:31 am

Información Sobre la Misión:

Misión: Mascota Perdida {Rango D}
Lugar: Calles de Kumo
Descripción: No podía faltar, la típica misión que a todo genin se le encomienda en sus inicios. Un pequeño felino ha huido de su hogar, su dueña esta desesperada por encontrarlo, ya que es muy apegada a el. Es un animal muy escurridizo, y al parecer esta acostumbrado a huir, por lo que será un poco complicada su captura..
Objetivo: Deberás encontrar al escurridizo animal antes de que le suceda algún accidente. Como dato extra, su dueña nos ha informado que es un amante de los pasteles, asi que sería una buena forma de atraerlo.
Líneas: 40
Recompensas: 50 PE + 500 Ryos

El día anterior ya había realizado su primera misión de rango D, que consistía en ir a visitar un hospital con multitud de enfermos y heridos y demás parafernalias. La experiencia no fue mala, obviando que había perdido todo el día en hacer algo que no era muy de ninjas. Pero en fin, había conocido a otro Gennin mucho más joven que él que parecía bastante interesante. Con suerte podría volver a encontrarse con él. Estaba decidido, no pensaba esperar mucho más tiempo en un rango tan bajo como era el que ostentaba Vash a sus 23 años, algo que le resultaba un tanto humillante. Había decidido que era hora de ponerse manos a la obra, y por ello ese mismo día se dirigió al edificio del Kage para recibir otra misión más. Una vez se encontró allí todas las ganas que tenía puestas en el asunto, así como su ímpetu y energía, desaparecieron al descubrir que su misión era encontrar a una mascota perdida. Obviamente el Kage hizo su labor de líder y le explicó los valores que presentaban estas misiones, así como el entrenamiento que ello significaba y el incremento de beneficios tanto para la aldea como para el mismo ninja que las llevaba a cabo. Sin embargo eso no terminaba de convencer a Vash, aunque de todos modos se resignaría a ello.

Bien visto encontrar a un gato no es tan mal entrenamiento, ¿no? Ya de por sí atraparlos en casa es difícil, por lo que hacerlo en las calles de Kumo debería ser una difícil tarea. En la misma descripción de la misión había una escueta descripción gráfica del animalejo en cuestión, y como menos da una piedra, Vash la memorizó todo lo rápido que pudo. Se trataba de un gato blanco con una franja de distinto color a la altura del hocico, por una vez la suerte le sonreía porque no parecía ser un aspecto que tuviesen todos los gatos de la villa.

Una vez en la calle resultó ser más difícil incluso de lo que pensaba. Pasaron tres horas hasta que Vash lo divisó por primera vez. -¡Tú! ¡No huyas!- Pero resultó que perseguir corriendo y gritando al gato que intentas atrapar no fue tan buena idea después de todo. Una hora más tarde encontró un gato idéntico al que estaba buscando, y tras una desagradable persecución que les llevaría a los lugares más desagradables de la villa durante un lapso de tiempo de unos treinta minutos, finalmente, le dio caza. Pero el gato que había cazado no tenía en su rostro la marca que decía el pergamino del Kage, por lo que comprendió que no era el gato indicado. Maldijo al hombre que pensó que tener un gato domestico era una buena idea, y dejó marchar al animal. Dos horas más tarde volvió a encontrarlo, pero esta vez seguiría otra estrategia. -¡Toton Jutsu!- Ejecutó los sellos correspondientes y desapareció en cuanto a figura física se trataba. Con un Jutsu como ese activado sería una tarea más sencilla alcanzar al felino… En teoría. Cuando Vash trató de acercarse, el blanquecino gato le detectó sin problema y escapó de nuevo por unos callejones extremadamente estrechos por los que una persona no podría pasar. Vash concentró el chakra en los pies y recorrió la pared que formaba uno de los laterales del callejón, de esta forma en poco tiempo se encontró en lo alto del tejado y pudo seguir la persecución. Aquél endemoniado ser cruzó la carretera, donde desde una esquina un carro llevado por caballos apareció a alta velocidad. Con poco tiempo disponible para tomar una decisión Vash realizó los sellos de manos. -¡Kanashibari No Jutsu!- Y listo, el pelirrojo había detenido el avance del felino gracias a un jutsu de parálisis. Un profundo suspiro nació de los labios del ninja, aliviado, pues ya había comenzado a pensar en cómo le iba a explicar aquello al Kage. Para ahorrarse posibles riesgos Vash generó una réplica de si mismo que se encargaría de atrapar al gato por el lado contrario del pelirrojo, creando de esta forma un encerrona. El clon encaró de frente al felino haciendo así que retrocediese sin saber que entraba de lleno en su trampa. El Gennin había conseguido capturar al gato, y aunque el viaje de vuelta a la oficina del Kage tampoco fue sencillo (había olvidado llevar una jaula para la ocasión, por lo que tenía que llevarle en brazos) la dueña de aquella escurridiza mascota cumplió con lo prometido y abonó la recompensa por la misión.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.