Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


La Llorona - Misión rango D

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Llorona - Misión rango D

Mensaje por Vash el Vie Mayo 27, 2016 5:53 pm

Información de la miisón:
Nombre: La llorona~
Clase: D
Lugar: Calles de Kumo
Descripción: Todas las noches una mujer recorre las calles gritando como loca y soltando berridos, asustando a todas los aldeanos. Tanto ha sido la conmoción que piensan que se trata de un fantasma atormentado.
Objetivo: Encuentra a la loca de los gritos y llevala ante las autoridades.
Total de Líneas: 40
Recompensa: 50 PE + 500 Ryus




Vash dormía apaciblemente en su casa, con la ventana abierta a causa del tremendo calor que hacía esos últimos días. Debían ser las 2 o 3 de la mañana cuando todo comenzó. Una mujer corría como una loca y gritando como tal. Ni si quiera eran palabras con sentidos ni frases de ningún tipo, no, se trataban de simples berridos. Vash se despertó, al igual que toda la calle. Comenzaron a gritar a la mujer que cerrase el pico, el Gennin pelirrojo incluido. Sin embargo aquellos furiosos gritos no sirvieron para nada más que despertar a las personas que, con mucha dificultad, todavía dormían. Llegó la mañana y el descontento se hacía notable en los rostros de la gente. Miradas de odio hacia personas que no tenían que ver con lo sucedido la noche anterior. Conversaciones que se salían de tono por nada. Y en fin, el calor tampoco ayudaba al buen humor general. Incluso Vash estaba de muy mal humor. Farfullando en contra de toda la humanidad conocida el Gennin se dirigió a la oficina del Kage. Allí se encontró con una misión que rayaba lo personal. -¿Una alborotadora?- Era la misión perfecta. Acabaría con el problema que impedía dormir a todo el vecindario y, además, cobraría por ello. -Yo me encargaré.-

Recorrió su barrio infinitas veces en busca de alguien que pudiese darle una pista sobre la alborotadora . Al principio la gente se mostraba reacia a mantener una conversación, el efecto de no haber dormido hacía estragos en la gente. Sin embargo su actitud frente a la conversación cambiaba considerablemente al comprender que Vash intentaba solucionar sus problemas. A pesar de querer ayudar ninguno de ellos conocía ningún dato relevante que pudiese aportar algo a la investigación. Pasó otra noche y Vash decidió que prescindiría de dormir (si la alborotadora seguía por ahí no podría dormir de todas formas). Se escondió en la oscuridad de los callejones esperando a que aquella extraña mujer hiciese acto de presencia. Pasaron horas y Vash se sentía desfallecer por el cansancio acumulado de los últimos días. Cuando ya se había dormido, la voz de la muchacha le despertó como al noche anterior. Rápidamente se puso en pie buscando seguir la voz que le indicase dónde se hallaba. No tuvo que buscar mucho. En mitad de la noche se encontró con una muchacha de largo cabellos. Ésta salió corriendo sin previo aviso buscando huir de su perseguidor. Vash, por otra parte, la seguía a toda velocidad siendo animado por las voces de los vecinos de su calle.

La carrera se extendió por más de 20 minutos en los que Vash era incapaz de alcanzarla. Parecía conocer cada callejón y cada atajo de Kumogakure y los utilizaba con asombrosa efectividad. Finalmente el pelirrojo la perdió por completo. Resignado volvió hacia su hogar, no sin antes ser abucheado por los vecinos que todavía.

A la mañana siguiente, Vash amaneció de una manera cuanto menos, bruta e indeseable. Los vecinos aporreaban su puerta y gritaban a su ventana a modo de protesta, por no haber detenido la noche anterior a la escandalosa mujer que amargaba a los vecinos de la aldea. Vash, como pudo, se escabulló de la multitud para buscar un lugar más tranquilo. Caminó por la calle con mal humor debido a que no había podido desayunar. Se acercó a un establecimiento de comida que había cerca de donde se encontraba, y con interminable lentitud se sentó en un taburete. -Por favor, sírvame algo para desayunar. Me muero de hambre.- El pelirrojo estuvo a punto de hundir su cabeza en la barra cuando, al girar la mirada, observó que había una bonita muchacha sentada no muy lejos de él. Vash cerró los ojos para intentar descansar un poco, pero cuando la mujer de su lado habló con el encargado, descubrió que conocía esa voz. Se giró de nuevo hacia ella. Ya no tenía la menor duda. -¡Eres la alborotadora de anoche!- La mujer abrió los ojos por completo y salió huyendo del Gennin. -Odio que me hagan correr sin haber desayunado.- Vash utilizó el Shunshine no Jutsu para ir tras ella, consiguiendo empujarla con fuerza debido a su velocidad y quedando los dos en el suelo.

Una vez la había atrapado todo fue más sencillo. La llevó hasta las autoridades y ellos se hicieron cargo del asunto. La aldea ya podía dormir tranquila, y Vash ya podía desayunar.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.