Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Noche de damas [Misión de rango D][Tora Senju]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche de damas [Misión de rango D][Tora Senju]

Mensaje por Tora Senju el Lun Mayo 30, 2016 11:03 pm

Me parecía de risa la misión que me había sido encomendada, sin embargo, tampoco podía esperar algo mejor ya que todavía era un simple Genin recién graduado en la Academia Ninja de Konohagakure no Sato. Uno de los meseros del burdel de prostitutos mas famoso de la aldea había sufrido un colapso y no había quien le ayudase en esa noche tan importante, pues se ha contratado todo el lugar para una noche de damas mayores. Para colmo una de las mujeres más importantes y adineradas había perdido su costoso collar de rubíes y esta desesperada por encontrarlo. Mi misión era bastante simple, debía pasar una noche en el burdel ayudando como mesero, priorizando la búsqueda del collar.

Había llegado la noche y yo estaba de camino al burdel en donde debería desempeñar la misión de rango D que me había sido encomendada. El lugar no quedaba muy lejos de mi residencia, lo cual fue un alivio, así podría regresar pronto a mi hogar al terminar de realizar la misión.

El ambiente en el burdel era bastante animado, sin embargo, en mi opinión, era una situación bastante decadente ya que yo siempre había estado en contra de cosas tan poco éticas. Me acerqué a la barra con un poco de desgana y pregunté por el mesero del burdel, el cual no tardó mucho en llegar y en preguntarme:

Eres tú el shinobi que ha enviado la Hokage para ayudarme esta noche tan dura? – preguntó con interés.

Miré de reojo al mesero, el cual parecía más o menos de mi edad, era alto y tenía los ojos verdes, aunque su aspecto era bastante desaliñado. Tras observarle de arriba a abajo durante unos cuantos segundos, respondí a su pregunta:

Mi nombre es Tora Senju y soy un shinobi de la villa que ha sido enviado por la Hokage con la misión de ayudar en este lugar y de ayudar a encontrar un collar que una persona de prestigio ha perdido – dije a la par que hacía una pequeña reverencia como una muestra de respeto.

El mesero me miró con un claro gesto de aprobación y con un leve ademán me indicó que fuese con él a una estancia privada a la que tan solo los empleados de aquel lugar podían acceder. El sitio parecía ser una especie de almacén en donde una gran cantidad de cajas se amontonaban al igual que el polvo, el cual era el indicio de que aquellas cajas no eran movidas de allí desde hacía mucho. El mesero se giró poco a poco para proseguir con la explicación de lo que debería hacer aquella noche:

Mira Tora, no es necesario que me ayudes... pero tienes que conseguir encontrar el collar de la adinerada señora cueste lo que cueste ya que es una de nuestras mejores clientas y no podemos permitirnos el lujo de que por culpa de este tipo de incidentes deje de frecuentar este lugar – explicó con gran amabilidad el mesero.

Salí de aquel sitio con la intención de aprovechar que el lugar aún se encontraba un poco vacío para así tener mayores opciones de poder encontrar el costoso collar de aquella señora. Haciendo un pequeño análisis de la situación deduje que el collar no podía estar en ninguna de las zonas de servicio de aquel prostíbulo ya que sino el mesero lo hubiese encontrado, sin embargo, un lugar en el que el mesero del lugar no había mirado eran los baños de las señoras ya que ese era un lugar frecuentado por féminas y consideraba un atrevimiento el entrar en el baño del sexo opuesto.

El baño se encontraba subiendo unas escaleras y tomando rumbo por el pasillo de la izquierda. Se me ocurrió acostarme en el suelo y mirar por debajo de todas las puertas que podía observar ante mis ojos y para mi sorpresa, el costoso collar de la adinerada señora que solía frecuentar el lugar, si se encontraba allí. Quizás si se lo entregase al mesero ya daría mi colaboración por concluida y podría regresar a mi casa a descansar y no tener que estar aguantando en aquel sitio una de las tres prohibiciones shinobi, la lujuria.

Regresé a la barra, en donde se encontraba el mesero y a la par que colocaba con mucho cuidado el collar encima de la barra, le pregunté al mesero:

Creo que mi misión ya se podría dar por concluida con este buen hallazgo, ¿no cree usted lo mismo? – pregunté intentando escabullirme de aquel cuchitril lo antes posible.

El encargado del prostíbulo asintió con una clara muestra de aprobación y de gratitud, así que tras despedirme, me fui de aquel lugar, rumbo a mi casa. Era hora de descansar, el día siguiente sería duro.

Líneas:

40 líneas

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.