Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Extravagante color {Rango D}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Extravagante color {Rango D}

Mensaje por Reiruk el Sáb Jun 18, 2016 5:54 pm

Spoiler:
Misión: Extravagante color {Rango D}
Lugar: Calles de Suna
Descripción: Unos aspirantes a genin, han causado altercados en las residencias de los aldeanos. A modo de travesura, han pintado varias viviendas de colores extravagantes, causando malestar en sus propietarios.
Objetivo: Deberás encontrar a los pequeños vándalos, y obligarlos a limpiar el desorden que han hecho, para luego llevarlos ante su Sensei para que les propinen el castigo adecuado.
Líneas: 40
Recompensas: 50 PE + 500 Ryos

Juventud divino tesoro, una frase dicha por muchos, pero conocida por pocos. Cuando uno es joven hace muchas locuras, travesuras, se mete en muchos pleitos y vive un incontable número de emociones y experiencias.  ¿Quién no ha jugado una broma? Supongo que todos, aunque sea una pequeña e inocente broma, lo malo es que al ser jóvenes no sabemos con exactitud qué consecuencias podrían traernos las bromas que hacemos, y aunque muchas veces no traigan consecuencias para nadie, otras si traen resultados horrendos ya sea para quien le hicieron la broma o para quien se la jugó. Cuando se es joven se tienen energías interminables, uno puede rendir hasta mucho más que la batería de un carro conectadas a un control de televisión, somos capaces de hacer un millón de cosas en un día y finalmente descansar al caer la noche, para al día siguiente poder repetir este proceso hasta envejecer.

Una nueva misión había llegado a la casa de los Nara, era algo tonto para una casa de asesinos, pero como el consejo tenía conocimiento sobre la existencia del joven en entrenamiento que vivía en aquella casa, quisieron otorgarle una misión de clase D pues esta era perfecta ya que trataba de niños, que al igual que él, asistían a la academia ninja de la aldea oculta entre la arena. Aquellos aspirantes a genin causaron un revoltillo en la aldea, a modo de travesura pintaron cuatro casas de la aldea, pero debían pagar por ello, Sataji debía encontrarlos y hacer que arreglen todo para luego llevarlos con su sensei y que el resuelva el castigo con ellos, pero claro Sataji con su forma de pensar pensó en la tortura perfecta para obligar a los niños en caso de que estos se negaran a resolver el desastre que les habían causado a los aldeanos.

Sataji ya se encontraba en la aldea, listo para cumplir su deber, limpio rápido y preciso eran las ordenes de siempre, por lo tanto, esa fue su forma de completarlo. Investigó con los vecinos quienes fueron los maleantes que pusieron aquellas casas de tan extravagantes colores, los cuales apoyaron sin ninguna molestia pues también querían que los enanos pagaran así que otorgaron hasta el escondite secreto de aquellos niños. Sataji fue de inmediato hacia donde los muchachos aspirantes a genin, los tres estaban justo donde los vecinos dijeron, escondidos en su guarida, un lugar extremadamente pequeño, pero era protegido por trampas, inútiles trampas que Sataji pudo esquivar y deshacerse de ella con mucha facilidad lo cual sin duda dejo a los niños frisados en un rincón, pues la expresión enigmática e impersonal de Sataji para ellos era aterradora. El joven Nara les puso collares a los chicos, los amordazo y puso una correa a cada uno, pegándoles con un látigo para que se arrodillaran Sataji los llevó hasta donde el sensei y le dio órdenes de que ellos debían arreglar las casas, el sensei se veía muy burlesco y lo demostró al reírse cuando vio los muchachos y se los llevo como perros hacia las casas. Finalmente, cumplió con su misión, acabo con todo en menos de una hora y pudo ir hacia el consejo de la aldea donde recibiría su paga por completar su primera misión oficial. Aunque, los ancianos del consejo recibieron quejas del joven Sataji y decidieron que posiblemente este joven podría ser considerado como una amenaza o como un simple adicto al sexo pues los pervertidos ancianos pensaron que todo ese acto era con el fin de representar bondage cuando, lo único que quería Sataji era avergonzar a los pequeños delincuentes que atacaban la paz de la aldea pues ellos eran los que en un futuro podrían ser un peligro para la nación por su mediocridad e irresponsabilidad desde antes de graduarse de la escuela.



Spoiler:

-Hablo-  (pienso)  -otros-

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.