Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


Sigiloso como un ratón. [Misión. Rango D]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sigiloso como un ratón. [Misión. Rango D]

Mensaje por Mark Uchiha el Miér Jun 22, 2016 1:02 am

Misión:
Misión: Sigiloso como un ratón {Rango D}
Lugar: Calles de Konoha
Descripción: Algo extraño sucede en los almacenes de varios aldeanos. Por las noches desaparecen paquetes de alimentos que se encuentran en las estanterías. Nadie sabe quien ni como logran robar sin ser escuchados.
Objetivo: Deberás hacer guardia durante la noche, e intentar averiguar quien o que esta robando a los pobres aldeanos. Ten mucho cuidado, es bastante sigiloso y difícil de percibir.
Líneas: 40
Recompensas: 50 PE + 500 Ryos.

Desperté, desayune, me vestí con el equipamiento necesario para realizar la misión que había pedido hace tiempo y que hasta ahora me decidía a hacer, tomé el cartel que me mostraba la información y fui a el lugar de los hechos, todo parecía normal las personas iban y venían, compraban, preguntaban, vendían y según lo que yo tenía entendido todo estaba dentro de lo normal, lo único que podía hacer era presentarme, vigilar y ponerme al tanto de la situación. Me acerqué a la tienda que reportó la situación, un señor entre los 60 y 70 años atendiendo en la caja mientras las personas entraban y salían con sus víveres, me posicioné justo al lado de la caja registradora hablando con el señor, -Yo soy el ninja asignado para esta misión, cuando termine su hora laboral explíqueme detalladamente su situación- dije con un tono de voz moderado para que solamente el anciano y yo escucháramos, él asintió con la cabeza siguió con su labor. Después de unas horas se ocultó el sol y las tiendas empezaban a cerrar, apenas pasaban personas para ir a su casa, algo levantó mis sospechas, un grupo de jóvenes se ocultaron en un callejón al lado de la tienda, sólo una cosa sale de esos grupos… Grandes asaltos, salté al techo de la tienda y me oculté,  miraba sigilosamente desde las alturas. -Esta noche será, tendremos todo el dinero que queramos-fue lo que dijo el que al parecer era el líder del grupo, después de escuchar eso no me oculté más, eran unos 6 así que sería fácil, bajé del techo, me acerqué de forma directa a ellos mientras me ponía la capucha, ellos notaron mi presencia y sacaron unos cuchillos, dos de ellos se abalanzaron sobre mí, sin parpadear metí mi mano en mi bolsillo, tomé dos shurikens y se las lancé a la cara acertando el golpe, tomé con la mano derecha el kunai que tenía enganchado a mi cinturón y me acerqué rápidamente a clavarle el kunai a los que faltaba, di una estocada directa al que tenía las defensas más abiertas, luego di una vuelta entera clavándole el kunai al siguiente y afincándoselo con la mano izquierda, después de haber llegado tan lejos solo me quedaban dos para finalizar, ya que no quería seguir y ellos seguramente aprendieron su lección les di la oportunidad de irse sin salir heridos, ellos corrieron a toda velocidad y yo volví a la tienda para informarle al anciano de eso, cuando llegué él me mostró un paquete de comida vaciado y al parecer fue alrededor de 20 minutos, me quedé muy confundido, tal vez si debía quedarme a vigilar completamente la zona, tiendas, almacenes, calle, todo.

Después de pasar una hora en las calles cuidando a que no fuera ningún ladrón ni alguien sospechoso me debía turnar así que fui a la tienda, donde habían ocurrido los actos, ya que yo estaba a cargo y podía hacer lo que yo quisiera hasta el siguiente día moví toda la mercancía y la oculté en un lugar donde sólo yo supiera donde encontrarla, y en donde solían robarla fueran y cayeran directo en la trampa. A las pocas de estar en el lugar escuché un rebuscamiento entre los estantes del almacén pero no podía ver nada, ¿una técnica ninja? Quizás la misión sería más difícil de lo que había imaginado, lancé un shuriken para saber si era un ninja viendo si sus pasos serían fuertes y desesperados, ya yo me sabía esa técnica de ocultar el cuerpo pero no se puede ocultar la respiración ni el peso corporal de un ninja así que tenía ventaja, al impactar la shuriken un bulto gris se empezó a mover muy rápidamente, miré y era un enorme ratón, tal vez sólo era una coincidencia pero igualmente tomé un poco de queso y una jaula de las que vendía el anciano, hice una trampilla, coloque la jaula en el suelo y al despertar el siguiente día me encontré con el ratón en la jaula,  el anciano abrió la tienda y le di la jaula con el ratón dentro, -Con este pequeño enjaulado podrá tener todo lo que quiera a la vista de cualquiera, supongo que la misión está cumplida-, fui a casa a hacer el informe de la misión para luego entregarlo.  Fui a entregar el informe a las autoridades correspondientes que luego procedieron a darme mi pago, compré comida y compré algunas cosas para hacer reparaciones. Mi misión estaba cumplida y yo podía descansar en completa tranquilidad, mientras reparaba mi casa.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.