Shinobi Taisen
Élite 22/36
Hermanos 1/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Seven Capital Sins - Élite
Dom Oct 23, 2016 7:26 pm por Invitado

» Lost Soul [Normal]
Miér Oct 12, 2016 6:31 am por Invitado

» NARUTO SHINSEKAI
Mar Sep 13, 2016 12:52 am por Invitado

» One Piece Sea Emperors | Estatus de afiliación
Sáb Ago 06, 2016 9:55 pm por Invitado

» Riop :: Rol Interpretativo de One Piece (Afiliación normal)
Miér Ago 03, 2016 10:01 am por Invitado

» The Show Must Go On [Cambio de botones - Normales]
Dom Jul 24, 2016 12:56 am por Invitado

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 4:58 am por Invitado

» Laralalalaalla
Vie Jul 22, 2016 10:01 pm por Administracion

» Buscando rol
Miér Jul 20, 2016 7:42 pm por Reiruk


{ENTRENAMIENTO} - Mokuton [Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{ENTRENAMIENTO} - Mokuton [Pasado]

Mensaje por Naori el Jue Jun 23, 2016 8:32 am

Refugio

Las nubes grises cubrían el vasto cielo, señal clara y precisa de la fuerte lluvia que se avecinaba. Se había hecho tarde y aunque no era de temer el regreso en plena oscuridad, necesitaba alejarme de la aldea al menos por una noche. Rodeada de la naturaleza y de los fantasmas que atormentaban mi conciencia. Sentía el remordimiento de mis acciones pasadas, de lo que había hecho, de la vida que había arrebatado. Buscaba un momento de tranquilidad en donde no debía. Una simple excusa para intentar calmar mi sucia conciencia. En medio del bosque, situada en un espacio amplio, me disponía a descansar. Tres pasos hacia atrás, hasta que mi espalda dio un golpe seco en el tronco de un árbol, resbalando así mi cuerpo hasta quedar sentada en frío suelo. 

Como una muñeca de trapo, sin vida, sin brillo en la mirada, sin ganas de moverme. Yacía allí vulnerable ante cualquier ataque. La mirada perdida en un lugar fijo, observando sin ver, en la total oscuridad. Un suspiro escapaba de mis fríos labios, mientras una de mis manos se cercioraba de que lo arrebatado siguiese escondido entre mis prendas. Efectivamente allí estaba, el tan afamado premio que muchos buscaban conseguir, y que me vi obligada a obtener de la manera mas vil y cruel. 

Una gota rodó por mi mejilla, una gota que parecía ser una lágrima de remordimiento. Pero eso no era posible, mis ojos estaban secos, mi alma estaba quebrantada. Sin ganas alze la mirada al cielo, y una gota nuevamente se posó sobre la misma mejilla, seguida de varias mas. El cielo lloraba, estaba llorando por mi alma, limpiando la impureza y el mal que me rodeaba. Mis ojos se cerraron dejando que esta me cubriera por unos largos e interminables minutos. Mi rostro empapado, mi cabello goteando, mis prendas escurriendo. Había sido suficiente, necesitaba un descanso. Con pesadez, apoyándome de aquel tronco me levanté con dificultad, como si estuviese herida de gravedad, cuando la herida que mi cuerpo poseía, no era visible, ni palpable.

Con mis ojos cerrados, junté mis manos. Acumulando mi chakra de manera rápida, como ya estaba acostumbrada. Unos cuantos sellos y ya estaba preparada, la ira y el dolor contenido hicieron eco en el espeso bosque, un grito fuerte al recitar la técnica que preparaba. Alcé mi mano, para luego guiarla hasta el piso, un leve temblor comenzó a sentirse, las raíces de los arboles cercanos comenzaron a danzar, emergiendo desde la tranquilidad de la tierra, formando un refugio en el cual pudiese cubrir mi pena. Una cabaña de grandes proporciones, se presentaba, reincorporandome cuando hubiese acabado de emerger, me dirigí a la entrada. Observe por ultima vez la oscuridad del bosque, y me adentré en ella, esperando apaciguar el dolor. Algo demasiado grande, para una persona que se sentía tan pequeña. Solo un rincón bastaba para cubrir mi cuerpo.


Volver arriba Ir abajo

Re: {ENTRENAMIENTO} - Mokuton [Pasado]

Mensaje por Naori el Jue Jun 23, 2016 9:01 am

Cegada por el dolor


Recostada en aquel rincón, intentando atraer el sueño, me encontraba sin lograr el cometido. Observando la pequeña fogata improvisada en el interior de mi propia técnica. Escuchando el incesante caer de la lluvia, fuerte y prolongado. Sentía envidia del cielo, que expresaba su dolor con tanta facilidad, mientras yo no era capaz de derramar lágrima alguna. Me sentía perdida, haber regresado a la aldea en esas condiciones habría sido un error. Enfrentar a los aldeanos con el dolor que sentía, con el daño que había causado, no era siquiera una opción a considerar.

Las llamas de la fogata se alzaban emitiendo leves sonidos, reflejando la luz en mis tristes y apagados ojos. Recostada frente a ella, intentando recurrir al descanso, sin obtener resultados. Recordaba lo sucedido, a cada momento, un tormento que me impedía ver con claridad, me impedía pensar, sentir incluso controlar la fuerza que sentía dentro de mi. 

Estaba rota. En este preciso momento era un ser inservible, incapaz de hacer nada, incapaz de velar por alguien. Aunque todo haya sido por el bien de la aldea, siempre pensé que podrían ser las cosas diferentes, pero no lo fueron. Caí en el error de mis antepasados, en el error de sobreponer el poder, a la seguridad de los míos. ¿Que pasaba conmigo?, ¿En que me estaba convirtiendo?. Que clase de ninja médico arrebata la vida de otra persona, por el simple hecho de obtener poder. No lo comprendía, simplemente no podía.

Una sombra cubría mis ojos, al punto que ni el incesante fulgor de aquella fogata lograba iluminarlos. Me levanté, completamente vacía, mi cuerpo se movía casi por cuenta propia. Mi mente se nublaba a momentos, como si quisiese apagarse para siempre. Lentamente me dirigí a la entrada, la lluvia aun no cesaba, el cielo continuaba cubierto. Todo estaba igual, excepto por un pequeño detalle. 

-Vaya vaya, que tenemos aquí. Una linda Kunoichi por lo que veo..-

Una sonrisa sin vida se dibujó de pronto en mis labios. Quien era, de donde provenía, que hacia en ese lugar y que buscaba, no me importaba. Su sola presencia me había asqueado. Mis ojos lo divisaban, se acercaba. Pude observar un arma en su mano. ¿Que me importaba?, merecía morir, después de lo que había hecho. Eso sentía, eso deseaba. Pero mi cuerpo, se movía por su cuenta, o al menos eso pensaba. Estaba demasiado cerca, pocos pasos lo separaban de mi, ese hormigueo en mi puño me avisaba lo que se venía.

Un fuerte golpe al estomago del pobre infeliz, dejándolo clavado en el tronco mas cercano. Podía oír sus gemidos de dolor, su voz maldiciéndome, y su cuerpo intentando reincorporarse para atacarme. Caminé hacia el, con una lentitud notable. Mis manos realizaban unos sellos, realmente no sabía que estaba haciendo. De mi boca emergieron unas palabras, al pronunciarlas, las raíces de los árboles comenzaron a rodear al sujeto, cubriéndolo poco a poco. Sus gritos se hacían cada vez mas fuertes, a medida que las raíces lo iban cubriendo. Un fuerte crujido, me dio a entender que no quedaban rastros de el. Había quedado sepultado, presionado bajo aquellas raices. Otra alma que había agregado a la lista. Otro fantasma que me perseguiría para siempre.


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.